AFFILIATE (ID: {$ main.user.affiliate.memberNumber $})
Dashboard Tools Reports Group trip quote
Link to this page Share this page
< Back

Contact us

Our scuba travel experts are available 24/7 to assist you in planning and booking a fantastic scuba diving vacation

Buceo en Italia

Buceo en Italia

Bucear en Italia

Vibrante y pura, Italia es un lugar único como ningún otro en el mundo. Se puede bucear en toda la península, en sus miles de islas y sus fronteras políticas.

Datos básicos

Italia, una península con forma de bota de alta costura sobre el Mediterráneo, tienta a los buceadores con una enorme costa, miles de islas y aguas claras y cálidas que invitan a sumergirse bajo la superficie.

Si te interesa el buceo en pecios, asegúrate de que ves el Saint Lucia, en la costa de Roma. Este pecio de la Segunda Guerra Mundial es excelente para fotografías, ya que sus propulsores esperan en animación suspendida como un recuerdo de días pasados.

En Liguria, el epicentro del buceo, a 30 km al este de Génova, se encuentra el famoso pueblo costero de Portofino. Flanqueado por las localidades de Santa Margherita Ligure y Camogli, Portofino es también el lugar de nacimiento del buceo en Italia. Caminar por las colinas cubiertas de mirtos con vistas a la bahía o pasar el rato mirando a la gente pasar por la playa son maneras populares de evitar las muchedumbres, pero no hay nada comparable con meterse silenciosamente bajo la superficie y disfrutar de uno de los muchos sitios de buceo destacados a lo largo de la costa.

Al bucear en Sorrento se encuentra la misma topografía que en la costa: salientes escarpados, cuevas y cavernas. La joya de la corona es el área marina protegida de Punta Campanella. Con 40 km de costa, el área protegida permite el uso limitado con permiso de las autoridades, lo que asegura un ecosistema marino saludable. El área protegida también cubre la costa, donde senderos bien marcados guían a los visitantes a través de plantaciones de cítricos, bosques y sitios arqueológicos antiguos hasta llegar a miradores.

No te pierdas las islas que rodean a la península. Ellas son un regalo especial para buceadores de todos los niveles y experiencia. Cerdeña se conoce por tres cosas: sus playas, la claridad de sus aguas y sus coloridos cuadros subacuáticos. Sicilia, la isla más grande de Italia, ofrece muchas oportunidades de buceo en algunas de las aguas más cálidas del país. En el archipiélago toscano, Elba es la isla que se hizo famosa por el exilio de un año de Napoleón. Pero para los buceadores, la isla ofrece mucho más, como pelágicos y salientes que quitan el aliento. Isole Pontine, un archipiélago volcánico entre Roma y Nápoles que incluye las islas de Ponza y Ventotene, ofrece una topografía interesante para buceadores, con cuevas, cavernas, grutas y pecios.

Entrenamiento recomendado

Muchos sitios de buceo en la región son muy profundos; considera la especialidad PADI Deep Diver. Hay sitios increíbles para aplicar el entrenamiento Wreck Diver. Como siempre, el curso PADI Digital Underwater Photographer te ayudará a registrar tu visita.

Cuándo ir

De abril a noviembre es la temporada punta de buceo. El tiempo en Italia es típicamente suave para los estándares europeos, pero pueden variar mucho según el lugar. Espera encontrar una temperatura media mínima de 3C y una media máxima de 13C en invierno. La media mínima en verano es de aproximadamente 18C y la media máxima es de 29C. La temperatura del agua varía entre 15-25C dependiendo de la época del año, lugar y profundidad. Además, la visibilidad varía mucho, pero las mejores islas de Italia tienen una visibilidad de 50 metros.

Los mejores sitios de buceo en Italia

  • Islas Li Galli: aguas cristalinas y muchas gorgonias rojas y amarillas dan la bienvenida a los buceadores en las paredes subacuáticas. Besugos y corvinas merodean por rincones y, especialmente durante el principio y el fin de la temporada de buceo, atunes visitan a estos sitios con fuertes corrientes.
  • Vervece Rock: esta pequeña roca, cerca de la localidad de Sorrento, es la punta de una montaña que se desploma 50 metros. A 12 metros se encuentra la estatua de la Virgen María. Para los buceadores más expertos, el pecio de un buque mercante cercano yace a 40 metros. Las corrientes oceánicas y el área marina protegida hacen que haya una cantidad abundante de vida marina.
  • Mitigliano Grotto: esta caverna es un sitio de buceo de alto voltaje para los que poseen la cualificación y experiencia adecuadas. Posee varias cámaras llenas de aire en las que los buceadores pueden salir a la superficie; el agua fresca se cuela entre las rocas, lo que crea haloclinas y mantiene la temperatura del agua fresca. Los buceadores a veces ven al raro pez Oligopus por la zona.
  • Capo di Sorrento: una inmersión a poca profundidad cerca de Queen Giovanna’s Baths, donde los buceadores pueden encontrar fragmentos de cerámica antigua. Abundantes invertebrados coloridos se encuentran en el lugar, como nudibranquios, esponjas y gorgonias.
  • Cristo del abismo: el original, sumergido en agosto de 1954 en la pequeña bahía de San Fruttuoso en homenaje al buceador Dario Gonzatti, quien murió mientras buceaba con uno de los primeros rebreathers. La famosa escultura yace a 16 metros de profundidad y hace compañía a bancos de Damiselas, percas y lábridos. Esta es una inmersión fácil, en aguas tranquilas, pero en la zona también hay opción para buceo en pecios y en paredes. Se hicieron copias de la estatua en Saint George, Granada, y Cayo Largo, Florida.
  • Colossus: este remolcador a vapor de 33 metros de eslora y 8 metros de manga se hundió en 1945 durante la Segunda Guerra Mundial. Yace a 40 metros de profundidad en un fondo arenoso a la espera de buceadores que quieran realizar una inmersión técnica o avanzada. Su enorme hélice de bronce, una cocina y cabina de tripulación en buen estado, así como abundante vida marina aseguran una inmersión emocionante.
  • Isuela: este pináculo submarino se encuentra entre 60 y 13 metros de la superficie. Corrientes ricas en nutrientes bañan el sitio y alimentan a una exuberante vida marina. Busca morenas y congrios entre sus grietas y fisuras. Inúmeras gorgonias recubren sus paredes empinadas a la vez que se alimentan de las corrientes en compañía de grandes bancos de pargos. Este está considerado como uno de los mejores sitios de buceo del Mediterráneo y se encuentra protegido en una zona de reservas marinas.
  • Shrimp Cave: una pared vertical que empieza a 20 metros y se desploma al abismo. A 35 metros de profundidad, la cueva alberga una gran cantidad de camarones que se esconden de las luces de los buceadores. En este apasionante sitio de buceo encontrarás colonias de meros y paredes revestidas de saludables corales rojos y esponjas amarillas.
  • Mohawk Deer: este buque de carga a vapor canadiense se estaba remolcando de Génova a La Spezia en 1974, cuando chocó contra las rocas y se rompió en dos partes. Es uno de los sitios de buceo más conocidos y queridos de la zona. Este es un buen sitio para inmersiones de todos los niveles; la popa y la caldera se encuentran a 40 metros, mientras que la sección de proa está a tan solo 20 metros de la superficie. En el navío residen peces escorpión, morenas, congrios y meros.
  • Punta Secca Carega: también conocido como Dry Gonzatti (por Dario Gonzatti, el buceador homenajeado con el Cristo del abismo), este sitio de buceo no se encuentra lejos de la península de Portofino. Un banco a 20 metros de profundidad separa el pináculo de la costa, luego asciende a 5 metros de la superficie y desciende en picado hasta los 50 metros. Bancos de anthias, pargos y doradas pueblan el sitio, mientras las gorgonias se sitúan en el arrecife a la espera de alimento traído por las corrientes.
  • St. Elmo’s Rock, Cerdeña: este sitio de bucnl-beo con cuevas y cavernas alberga casi todas las especies que se pueden encontrar en el Mediterráneo.
  • Secca del Papa, Cerdeña: el sitio posee formaciones de granito imponentes y peces que bailan alrededor de las rocas.
  • Aci Trezza, Sicilia: no lejos de la costa, se encuentran islas con forma de columna, conocidas como rocas Ciclopi, las cuales, según la leyenda, Polifemo lanzó a Ulises. Además de las rocas volcánicas oscuras, basalto colorido y gorgonias gigantes, podrás ver desde pecios que datan del Imperio romano hasta las guerras mundiales.
  • Punta di Fetovaia, Elba: este sitio de buceo está repleto de gorgonias rojas, blancas y amarillas, langostas, barracudas y pelágicos, además de bancos de damiselas y meros.
  • Saint Lucia, Roma: hundido durante la Segunda Guerra Mundial, este pecio yace a 44 metros bajo el agua. Aunque se encuentra dividido en dos piezas, el propulsor, las anclas y los pasamanos de la popa está aún intactos. La visibilidad suele ser buena y los fotógrafos aprecian la vida marina que ha colonizado el pecio.
  • Costacuti Reef, Roma: este sitio de buceo ofrece paredes incrustadas de gorgonias que descienden a más de 40 metros y posee un ancla romana en su base.

Donde bucear